martes, 5 de julio de 2011

La ley española que permite el aborto cumple su primer año

Se cumple un año desde la entrada en vigor de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo y el debate se reabre. El gran problema al que nos enfrentamos cuando debatimos sobre el tema de la interrupción del embarazo es el concepto de "ser humano". ¿Desde cuándo se puede considerar a una persona como persona? ¿Qué es una persona en potencia y qué es una persona en acto?

Según unos, el zigoto ya es una persona, es decir, la persona es persona desde el momento en el que el óvulo ha sido fecundado por un espermatozoide. La persona en potencia es un óvulo y la persona en acto es un óvulo fecundado. Otros opinan, sin embargo, que el zigoto no es persona en acto sino en potencia y que la evolución y especialización de las células de ese zigoto hacen que el embrión sea una persona después de varias semanas de gestación. El Código Civil considera que una persona es un recién nacido que haya cumplido las veinticuatro horas después de su nacimiento. Este concepto de "persona" terminaría con el debate sobre el aborto ya que sí estaría permitido según esta definición. Sin embargo, muchos consideran este concepto como "anticuado" ya que proviene de la época de los romanos, en la cual había una elevada mortalidad infantil. Este argumento lo utiliza, sobre todo, la Iglesia, una institución que se caracteriza por su adaptación a los nuevos tiempos...
Ecografía de un embarazo

Al margen de este debate, entendamos varias cuestiones:
- Una ley que permita el aborto no es una "ley abortista". Con esta ley, se pretende dar libertad a las mujeres de elegir cuál va a ser su futuro y darles una salida en caso de que no quieran tener un hijo pero no se pretende que todas las mujeres interrupan su embarazo. El aborto se convierte con esta ley en un derecho individual de la mujer que se encuentre en la situación de embarazo. Mientras las mujeres sean biológicamente las responsables de la reproducción y la supervivencia de la especie deben ser capaces de decidir, con plenitud de derecho, su futuro. Más en un sistema donde tener hijos se convierte en un problema para encontrar trabajo y para que la mujer pueda garatizarse a sí misma un futuro. Si ella no puede mantenerse, mucho menos va a poder mantener a un hijo. Con el nombre que se le ha dado a esta ley, "Ley del aborto", parece que las mujeres estén obligadas a interrumpir su embarazo.
- Hay que hacer una distinción entre "Derecho a la vida" y "Derecho a una vida digna" y dictaminar cuál debe estar por encima del otro. Se desarrollan argumentos a favor del derecho a la vida sin tener en cuenta la calidad de esa vida. Una persona que no quiera tener un hijo, independientemente de la razón que le impulse a no querer tenerlo, no va a poder ofrecerle una vida digna a su hijo. La adopción es una posibilidad, sí, pero quizá habría que pensar en el estado psicológico de una persona que sabe que tiene un embrión en su interior y que no está preparada para tenerlo. Ese embrión fue, en el mejor de los casos, su responsabilidad por no mantener relaciones sexuales con métodos anticonceptivos eficaces (aunque recordemos que no en todos los casos es así) pero también es su responsabilidad el cuidar de su feto durante el tiempo de gestación. Y tener un hijo no es cosa de un mes o dos, sino de siete a nueve meses de la vida de una mujer.
- Aunque no hubiera ley que diera la posibilidad de abortar, solo se controlaría el aborto dentro de España. En la mayor parte de los países europeos, el aborto es legal. La posibilidad o imposibilidad de abortar se convertiría en una cuestión de cantidad de recursos: aquellas personas que tuvieran la cantidad de dinero adecuada para irse a otros países y practicar el aborto lo harían; aquellas que no tuvieran esa posibilidad (seguramente, las menos capaces económicamente para mantener a sus hijos) no lo harían.

Para más información sobre el primer año de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción del Embarazo, pulse aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario