sábado, 31 de diciembre de 2011

Un mensaje para que se nos atraganten las uvas

Si los gestos a la hora de trasladar un mensaje deben transmitir confianza y tranquilidad, nuestra presidenta de Aragón consigue lo contrario. El contenido tampoco es tranquilizador, a pesar de que después de hablar sobre los problemas por los que atraviesa nuestra comunidad, ha querido tratar las soluciones.

Luisa Fernanda Rudi en su discurso de fin de año

Las soluciones que da Luisa Fernanda Rudi son los sacrificios: "es hora de que renovemos nuestra disposición a hacer sacrificios que son indispensables para devolver la pujanza social y económica a Aragón y para que vuelva a haber empleo". Y me pregunto... ¿a qué se refiere cuando dice sacrificios? Ahora, aparte de que se pueda despedir más fácilmente a los trabajadores, ¿tendrán que pagar ellos su finiquito? Aparte de que que los estudiantes hagan prácticas no remuneradas, ¿tendrán que pagar por ellas?

La apelación a la unión de todos los aragoneses, como la apelación a la unión de todos los españoles que se hace a nivel nacional, no se ha hecho esperar. Ha aparecido en las primeras líneas del discurso. ¿Cómo quieren unidad cuando todos somos tan diferentes? ¿Cómo pedirla cuando la clase política cobra varias veces más que un ciudadano normal? ¿Cómo se atreven a recortar los salarios de los funcionarios cuando sus salarios aumentan? Y aquí se pueden dar varios ejemplos: alcaldes en Cataluña del CiU y PSC, Artur Mas sube el sueldo a siete cargos de confianza, el aumento en el presupuesto para sueldos de políticos en Lugo... Otros, como Cospedal, no saben cuánto ha aumentado su salario.

Si os habéis quedado con ganas de ver su discurso, podéis verlo aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario