sábado, 21 de abril de 2012

Recortes, recortes y más recortes

Después de cinco meses en el poder, el Partido Popular ha cambiado muchas cosas. La acción política se ha centrado en tres ejes: la economía (el recorte), la publicidad de las medidas económicas y la represión.

Congreso de los diputados. Fuente: Wikipedia

PRIMER EJE

En este eje destacamos que el recorte se ha llevado a cabo de manera salvaje en dos de los pilares fundamentales del Estado del Bienestar: la Sanidad y la Educación.

En materia de Sanidad, los recortes más importantes tienen que ver con el copago farmacéutico. Los jubilados antes no pagaban por sus medicamentos (excepto los de Muface, que pagaban el 30%). Ahora pagarán el 10% de su valor. Para el resto de la población, habrá un sistema de pago de los medicamentos según tres tramos de renta: los que no tengan que declarar su renta tendrán que pagar un tope de 8€ cada mes; los que cobren hasta 100.000€ pagarán el 10% de los medicamentos con límite de 18€ al mes y los que cobren a partir de esta cantidad deberán aportar el 20% de los medicamentos con un límite de 60€ al mes. Para diferenciar los tramos de renta, el Gobierno elaborará unas nuevas tarjetas sanitarias diferentes para cada renta. Además, se frena el acceso a la sanidad a los inmigrantes irregulares, a quienes solo se les permite el acceso a Urgencias y a Maternidad. Esta medida tiene como objetivo, según la ministra de Sanidad (Ana Mato), el turismo sanitario.

En materia de Educación, hay dos temas importantes (y cuando digo temas, realmente me refiero a recortes): por un lado la Educación obligatoria y por otro lado la Educación superior.
  • La Educación obligatoria. En las aulas de Educación primaria y secundaria va a hacer un 20% más de alumnos. Esto se traduce a dos o tres alumnos más por clase. El problema principal de esta medida es que las cifras de alumnado por aula que había ya antes eran excesivas. Prueba de ello es el alto número de alumnos que acuden a profesores particulares o a ayuda fuera de los hogares para poder superar sus asignaturas. Este recorte implica la privatización de la educación en ese sentido: en el de que solo las familias que puedan costear profesores particulares o academias conseguirán que sus hijos puedan aprobar todas sus asignaturas.
  • La Educación superior. Los estudiantes de la Universidad pública deberán enfrentar una subida de las tasas de la matrícula de sus carreras muy superior: un 66% más caras. Esto se traduce en unos 540€ por año. Eso, si es la primera matrícula; es decir, si no se repiten las asignaturas. Si se repite alguna asignatura, la matrícula se dispara hasta el total del coste: unos 6.000€, una cifra parecida a la que se paga en las Universidades privadas.

SEGUNDO EJE

Este eje incluye la publicidad de los recortes en los medios de comunicación y la intención de acaparar RTVE.

Para publicitar las medidas tomadas, los distintos miembros del Partido Popular han defendido los recortes de dos maneras distintas:
  • Un esfuerzo que los ciudadanos tienen que hacer porque así se conseguirá empleo:
- Soraya Sáenz de Santamaría. "Solo un esfuerzo más que no será en vano". El Gobierno, según ella, está dispuesto a sacrificar puestos para disminuir los fondos públicos que se destinan a la representación y a trabajar lo que haga falta. Los ciudadanos tienen que seguir el ejemplo de los sacrificios que hacen los políticos. Esto es algo muy discutible.

- Mariano Rajoy. "No hay dinero para atender los servicios públicos". Bien, si no lo hay; consíguelo, pero no con fondos de los que menos pueden, sino subiendo los impuestos a las rentas más altas por medio de los impuestos directos, como el IRPF. Desde luego, no a costa de los esfuerzos de los ciudadanos que sufren para llegar a fin de mes.
  • Un esfuerzo banal que los ciudadanos tienen que llevar a cabo:
- Mariano Rajoy. "Solo pido unos pocos euros".
- José Ignacio Echániz. "Al pensionista que más le van a costar las medicinas al mes van a ser ocho euros; cuatro cafés". Totalmente desvirtuado de la realidad, el responsable de Sanidad de Castilla-La Mancha, comunidad presidida por Dolores de Cospedal, decía esta cita.

Ahora, el Partido Popular quiere hacerse también con el control de RTVE. Si esto ocurriera, el medio de comunicación de más calidad informativa de España se vería en peligro.

TERCER EJE

En este eje, la represión mediante dos mecanismos para dar miedo: la liberalización del empleo (la capacidad de las empresas para despedir más barato a los trabajadores) y el reforzamiento de la autoridad del cuerpo de policía.
  • La liberalización del empleo se transforma también en un mecanismo de represión, ya que los trabajadores se ven sometidos con más fuerza a los antojos de los empresarios y a sus intereses. Tienen menos protección y son víctimas de los abusos. La prueba es el aumento rapidísimo del número de trabajadores afectados por los Expedientes de Regulación de Empleo (o ERE) que se han realizado desde que se puso en marcha la nueva reforma laboral.
  • El derecho a manifestarse se ve limitado. Mahatma Gandhi se llevaría las manos a la cabeza si supiera que el método de la lucha no-violenta que él utilizó en la India para resistir al dominio británico o que Martin Luther King utilizó en EEUU para conseguir derechos civiles se convierte en ilegal. A partir de ahora será delito la resistencia no violenta contra la policía.
Si esto es lo que ha ocurrido en cinco meses, cabe preguntarse qué ocurrirá en los próximos tres años y siete meses de gobierno omnipotente del Partido Popular. ¿Terminará el Partido Popular con el Estado de bienestar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario