domingo, 24 de junio de 2012

Noche para dejar atrás todo lo que se quiere olvidar

Fuego, espectáculo y lo más importante: todo un barrio. Esta era la imagen que dejaba ayer la noche de San Juan en el parque Delicias. Este año, no solamente se han quemado papeles individuales con los malos recuerdos: la Asamblea de Delicias ha llevado unas pancartas para quemar con "olvidos" colectivos. Los integrantes llegaron en procesión desde las esquinas del Psiquiátrico y las dejaron junto a los cartones que se encenderían más tarde. Una vez lo hicieron, decenas de personas bajaron para ver qué habían escrito en esas pancartas.









Esta particular manera de protesta por todos los recortes se hacía ante un gran número de vecinos. El anfiteatro, media hora antes de que la hoguera fuera encendida, estaba a rebosar: más de cuatrocientas personas esperaban apretujadas en sus respectivos huecos para ver arder todos los malos recuerdos. De vez en cuando, algunos bajaban a tirar un papel con sus propósitos de olvido escritos en un papel.






Y ante la mirada atenta de niños y adultos, se encendía la hoguera con ritmos africanos de fondo, desde el escenario. Al principio, muchos se quedaron abajo para presenciar en primera persona la hoguera, pero en cuanto el fuego cogió fuerza, el calor espantó a gran parte del público sentado en el anfiteatro. Así se celebraba el día más largo del año y la noche más corta (o solsticio de verano). A partir de ahora, los días irán reduciéndose y las noches se harán cada vez más largas.



Cámara: Sonia Moreno

1 comentario:

  1. Me encanta: ya hasta en celebraciones a priori tan apolíticas y desenfadadas como San Juan se cuela la indignación popular. Me niego a hacer una lectura negativa de eso.

    ResponderEliminar